Cuidado de la piel, también durante el embarazo.

e6c93590898d0e0228b3b00a9fa8b33a

guruderemedios.com

Retomo esta pequeña sección y lo hago con un tema del que encontramos muchísima información pero que  a la hora de hacerlo la mayoría somos algo perezosas. En las perfumerías podemos encontrar variedad de productos para el cuidado de la piel todos con “excelentes resultados” pero antes de dejarnos llevar por las “maravillosas propiedades” del producto debemos conocer nuestra piel.

Hace algún tiempo dediqué un post en especial a las pieles mixtas, hoy repasaré  todos  los tipos de piel dejándoos algunos pequeños apuntes para favorecer su mantenimiento.

-Piel normal: De buen aspecto, con color uniforme y tacto suave. Presenta poros pero estos son difícilmente visibles y es la piel que a todas nos gustaría tener. Si eres de las afortunadas que tiene este tipo de piel ten cuidado y no la descuides,  un cuidado básico sobre todo para protegerte de los factores ambientales es necesario para conservarla.

Los productos en gel o espuma son beneficiosos para las pieles normales.

-Piel seca: Su principal problema es la falta de hidratación, se trata de una piel con muy poco brillo y poros cerrados. Tiene tendencia a las arrugas y rojeces por lo que es muy importante incluir en la rutina diaria una buena crema hidratante y nutritiva.

Un buen producto de limpieza para este tipo de piel son las leches hidratantes.

-Piel sensible: Su extrema sensibilidad hace de esta piel una constante de rojeces, picores y alergias ante el más mínimo estímulo exterior. Así que lo más importante para cuidarla y mantenerla es la utilización de productos naturales y sin alcohol.

Los productos que contienen aceite de caléndula son un buen aliado para las pieles sensibles.

-Piel grasa: La piel grasa posee un aspecto destacado por su elevado brillo, las glándulas sebáceas tienen una gran actividad que sobre todo queda concentrada en la zona T del rostro. Son frecuentes los puntos negros e imperfecciones. Si es cierto que se trata de un tipo de piel con mayor resistencia y con dificultad para la producción de arrugas. El mayor reto en este tipo de piel es aplacar el exceso de sebo por lo que debemos ser muy constantes en la aplicación de un tratamiento adecuado con una textura ligera.

Los geles purificadores son muy aconsejados en este tipo de piel.

-Piel mixta: Es una de las pieles más comunes y es que alterna el exceso de sebo en la zona T con las mejillas, contorno de ojos y cuello con aspecto más seco. La principal misión es equilibrar la grasa de la zona T e hidratar las demás partes del rostro. Existen líneas de cosméticos exclusivas para este tipo de piel.

Las formulas libres de aceites son las más indicadas.

073eca22cd9a58f401e78f19e65c0afb

maquilladas.com

Cabe destacar que nuestro estilo de vida también afecta y mucho a nuestra piel, por lo que controlar el estrés, el sol, la dieta o el tabaco… está en nuestras manos.

La rutina más básica y a la que seguro todas nos da tiempo a hacerlauna vez al día es,

1.LIMPIAR.

2.TONIFICAR

3.HIDRATAR.

Existen otros muchos productos para tratar nuestra piel, por ejemplo los sérums. Aunque dependiendo de tu tipo de piel no es necesario su uso diario.

Yo personalmente utilizo un serúm para pieles mixtas unas 3 veces por semana y me lo aplico antes de la crema hidratante.

 

Durante el embarazo

f04c04eb8356a207fb303dc3b9e09c29

sinmaquillaje.net

En la etapa de gestación es muy probable que nuestra piel sufra cambios la mayoría de ellos indeseados.

Las estrías, varices, sequedad  y la sensibilidad suelen ser una tónica general de la piel en todo nuestro cuerpo. Es necesario que incluso en las primeras semanas comencemos a aplicar algún producto específico para tratar estos cambios. En mi caso desde los dos meses de embarazo antes de que pudieran aparecer las temidas estrías, utilizo una crema antiestrías formulada con rosa mosqueta. Y hasta ahora me funciona muy bien, la aplico a diario en todo el cuerpo haciendo más incidencia en la barriguita y piernas (sobre todo en las rodillas que es donde más frecuentemente me aparecen estrías).  Así que os recomiendo que acudáis a vuestra farmacia o droguería de confianza a por una crema para el embarazo que cubra vuestras necesidades, incluso antes de que estas ya sean notables.

La piel del rostro no va a ser menos en esta etapa y los problemas más comunes son la aparición de manchas, acné e incluso la acentuación de nuestro tipo de piel habitual. Por ejemplo,  en mi caso soy de piel mixta en estos momentos se me engrasa mucho más la zona T y noto más sequedad en mejillas y contorno de ojos.

Así que aunque en esta etapa nos cueste más mantener nuestros rituales de belleza es más necesario que nunca ser constantes en ellos. Podéis seguir utilizando vuestros tratamientos habituales si la piel os lo permite, porque cierto es que la revolución hormonal que llevamos encima durante el embarazo puede hacernos sensibles e incluso alérgicas a sustancias que habitualmente usábamos. Por lo que si vuestra rutina del cuidado de la piel habitual os va bien yo os aconsejaría realizarla mañana y noche. Si de lo contrario comenzáis a notar que no os funciona como antes por la alta sensibilidad de vuestra piel, acercaos a una farmacia y consultarles acerca de tratamientos específicos para vuestro tipo de piel durante la gestación.

Respecto a las manchas en el rostro es necesario utilizar un buen protector solar antes de salir a la calle para prevenir su aparición.

Espero que estos consejos y mi experiencia personal os sean útiles, nos leemos pronto.

Feliz septiembre!

firma

 

 

 

 

Anuncios